¿Sabes qué es el consentimiento informado?
Videoconsejo del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Cantabria (ICPFC)

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Cantabria (ICPFC) recuerda el derecho de los pacientes “a conocer toda la información relativa a su tratamiento, desde el procedimiento hasta los posibles riesgos y consecuencias del mismo”, a través de lo que se conoce como consentimiento informado.

Se trata de una de las claves que recoge el videoconsejo del mes de septiembre de la campaña ’12 meses, 12 consejos de salud’, que el ICPFC realiza junto al Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, el Colegio de Fisioterapeutas de Cataluña, el Colegio Oficial de Fisioterapeutas del País Vasco, el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Navarra, el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Galicia, el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de la Comunidad Valenciana y el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de La Rioja, y que este mes dedican a informar a los pacientes sobre sus derechos y la existencia del consentimiento informado:

 
 

El consentimiento informado es un documento que recoge toda la información relacionada con el procedimiento que va a realizar el fisioterapeuta, de forma clara y precisa. “Como pacientes tenemos derecho a conocer todo lo relativo a nuestro tratamiento y como fisioterapeutas tenemos la obligación de facilitar y darlo a conocer a la ciudadanía”.

En este sentido, desde el ICPFC recuerdan que, para dar conformidad al consentimiento informado, el paciente deberá firmarlo, excepto en los casos de menores de 16 años, en los que serán los padres o representantes menores los que tengan la potestad para hacerlo. “El consentimiento informado se utiliza para informar sobre los procedimientos y técnicas a aplicar, los riesgos y consecuencias, aunque estos sean mínimos, así como las zonas a tratar. Al conocer esto previamente, podemos decidir si estamos de acuerdo con su aplicación”.

Además, los fisioterapeutas recuerdan que el paciente puede decidir si acude solo a las sesiones, o, por el contrario, prefiere estar acompañado por algún familiar o persona de confianza. Si bien, tal y como recuerdan, “esta situación se está viendo alterada por los protocolos de lucha contra la COVID-19”. En esta línea, subrayan que los pacientes “tenemos derecho a solicitar al fisioterapeuta en todo momento que nos explique la causa o posible causa de nuestra dolencia o lesión, la zona que ha de ser tratada y las distintas técnicas que desde el punto de vista técnico sanitario y de evidencia científica, pueden ser útiles para tratar la lesión”.

Por último, la Institución colegial recuerda que los fisioterapeutas están perfectamente capacitados para proporcionar toda la información que necesiten los pacientes y que “resolver cualquier duda contribuye a aumentar la confianza del usuario en el profesional que le atiende”.

El objetivo de la campaña es prevenir las lesiones provocadas por los malos hábitos a través de una serie de cortos de animación que se emiten con periodicidad mensual a través de distintos soportes, entre ellos las redes sociales y los medios de comunicación.

Recomendaciones dietéticas en pacientes con disfagia por Covid-19