El logopeda, un profesional por descubrir

Los logopedas somos conscientes del desconocimiento que existe en torno a nuestra profesión y sus ámbitos de actuación entre el público en general. Por este motivo, el 6 de marzo se conmemora cada año el día europeo de la logopedia, cuyo objetivo es dar a conocer la profesión, informar y resolver las dudas que surjan en torno a ella. Además, se elige un tema concreto dentro de nuestras competencias profesionales sobre el que despertar concienciación pública. El de 2020 ha sido la lectoescritura, un tema que socialmente se asocia únicamente a la población infantil, pero que afecta también a los adultos.

En primer lugar, y para contribuir a informar sobre la profesión, me gustaría empezar por explicar qué es un logopeda. Los logopedas somos profesionales sanitarios que nos encargamos de la prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento de las alteraciones de la audición, lenguaje, el habla, la comunicación, la voz y la deglución. Varios de nosotros compaginamos la actividad clínica con la docencia o la investigación. 

Habitualmente se nos relaciona con niños en etapa escolar y con dificultades en la articulación del habla, pero la realidad es que nuestras funciones abarcan todas las edades, desde el momento del nacimiento del bebé, sea pretérmino o término, pasando por la infancia, la adolescencia, la etapa de vida adulta y el envejecimiento. 

A pesar de que en la actualidad lo más frecuente es encontrarnos de forma privada en centros clínicos o también como apoyo domiciliario, nuestras labores también se desarrollan en instituciones públicas y privadas como hospitales, centros de día, residencias, asociaciones, centros de atención temprana. En la actualidad, los logopedas buscamos trabajar en equipos multidisciplinares por lo que muchas veces compartimos centros con odontólogos, otorrinos, psicólogos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, enfermeros, pediatras y un sin fin de otros profesionales. 

Como profesionales que formamos parte de la rama sanitaria del conocimiento, contamos con una sólida formación en anatomía y fisiología, por lo que tenemos en cuenta el funcionamiento de los aparatos musculoesqueléticos junto al sistema nervioso central y periférico en las áreas en las que nuestras funciones se desarrollan.

Los logopedas estamos obligados por los estatutos de nuestro Colegio a no conformarnos con los conocimientos, técnicas y habilidades que adquirimos durante la carrera universitaria, sino que estamos en constante ‘reciclaje’. Actuamos bajo la evidencia científica y esta avanza a gran velocidad en las áreas en las que trabajamos, sobre todo en nuestro país donde nuestra profesión cada vez es más reconocida y más necesaria. El Colegio y otras instituciones públicas y privadas organizan formaciones con profesionales expertos en distintas materias y, por otro lado, un logopeda también puede continuar la formación universitaria a través de másters y postgrados universitarios. Desde hace unos años, en la formación del logopeda se insta a la necesidad del aprendizaje de inglés como idioma de referencia para la lectura de artículos científicos como otro medio de formación continua. En este sentido, en España crecen plataformas sanitarias y revistas especializadas en logopedia, de la mano de lo anterior, cada día son más los logopedas que se inician en el área de la investigación y desarrollan tesis doctorales impulsando el avance de los conocimientos y la aplicabilidad en la práctica clínica. 

Los logopedas somos profesionales sanitarios que nos ocupamos de funciones humanas que otorgan calidad de vida y tenemos claro que para ofrecer servicios de calidad es nuestro deber ofrecer planes de evaluación exhaustivos, tratamientos rigurosos basados en la mejor evidencia científica disponible y la actuación en equipos multidisciplinares para respetar la globalidad del paciente.

A nivel europeo, la logopedia está representada por la CPLOL (Comité Permanent de Liaison des Orthophonistes/Logopèdes de l'Union Européenne). Este comité permanente de logopedas de la Unión Europea agrupa a los diferentes Consejos estatales de colegios de logopedas.

En España, el Consejo General de Logopedas de España está formado por 14 colegios profesionales de Logopedas de diferentes comunidades autónomas, siendo el Colegio profesional de Cantabria (CPLC) miembro del Comité ejecutivo del Consejo. El CPLC desarrolló el pasado fin de semana diferentes actos en distintos puntos de la región sobre la lectoescritura.

Firmado: Laura Fernández-Victorio Alonso, Decana del Colegio Profesional de Logopedas de Cantabria (CPLC) y Miembro del Foro Sanitario Profesional de Cantabria.

 





 

 

¿Qué es un dietista-nutricionista?